INSTITUCIONAL

La Federación de Círculos Católicos de Obreros fue fundada por el P. Federico Grote, para dar vida en tierra Argentina al pensamiento luminoso de la Encíclica Rerum Novarum de S. S. León XIII. De esta forma, nacieron los Círculos de Obreros, el 2 de febrero de 1892.

Fueron numerosas las conquistas sociales logradas por el impulso de sus petitorios, los cuales nutrirían posteriormente a la legislación laboral Argentina. Se destacan las leyes de descanso dominical, de reglamentación del trabajo de menores y mujeres, protección del salario, ahorro y en casos de accidentes de trabajo, acceso a viviendas económicas, jubilación, entre otras de suma importancia.

Desde un principio, existió entre los socios de los Círculos el mutualismo, es decir, la prestación de servicios médicos, subsidios por enfermedad y por cesación de ingresos salariales, entre otros, como una demostración de solidaridad cristiana y social.

El sistema mutualista pudo funcionar dentro de núcleos reducidos, pero al extender su número de socios, se advirtió la necesidad de una transformación que llevara a una centralización de los servicios. De esta forma se cumplió una meta soñada: en el año 1938 se creó el Sanatorio San José. El cual, después de 77 años de su fundación sigue prestando un servicio de alta calidad médica y tecnológica a sus afiliados.