Círculo Católico de Obreros de Lobos

Fecha de fundación: 19 de marzo de 1898.
Dirección: Albertini 340, CP 7240 Lobos, Provincia de Buenos Aires.

 

La Ciudad de Lobos se encuentra ubicada al noreste de la Provincia de Buenos Aires, a 100 km de la Capital Federal. Se trata de una zona agropecuaria, rica y fértil, que se destaca por la actividad láctea y sus derivados. La ciudad está limitada al noroeste por Navarro, por General Las Heras al norte, Cañuelas al noreste, Monte al este, Roque Pérez al sur, y 25 de mayo al oeste.

Además de su importancia rural, Lobos es también un destino turístico importante dentro de la Provincia de Buenos Aires, destacándose la Laguna de Lobos que, ubicada a unos 15 km de la Capital Federal (115 km de Buenos Aires), constituye el mayor centro turístico y deportivo del lugar. Otros sitios que se destacan son el aeroclub, varias estancias, un museo de Ciencias Naturales, y el museo de Perón.

En cuanto a la historia, Lobos es conocido por haber sido el lugar donde Juan Moreira encontró su muerte en 1874 después de haber huido de la justicia durante varios años. Fue aquí donde nació en 1895 el tres veces presidente constitucional Juan Domingo Perón. Su casa natal  ha sido convertida en un museo en el que se restauraron los cuartos y donde, además, se pueden apreciar fotos y pertenencias personales, entre otros objetos antiguos de la historia local.

Es entonces en este ámbito, en el que el 19 de marzo de 1898 es fundado el Círculo Católico de Obreros de Lobos por quien fuera su primer asesor espiritual, el Pbro. Enrique Ferroni. Ese mismo año es nombrado primer presidente el Sr. Manzoni. La personería jurídica a esta sede le es concedida el 1º de marzo de 1904 por el entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires,  Marcelino Ugarte. Con respecto a sus asesores espirituales, ocuparon este cargo desde 1912 y hasta 1948 el Pbro. José Albertini; desde 1948 y hasta 1968 el Pbro. Emilio Larumbe; y desde 1968 hasta 1977 el Pbro. Ricardo Walter.

En un principio, las cuotas sociales se cobraban a los socios, cuyo número iba incrementándose vertiginosamente. El Sr. Agustín Ugarte, tesorero en aquella época, se encargaba de este trámite personalmente, llegando incluso hasta aquellos domicilios alejados de la ciudad, ubicados en el campo, utilizando su “charret”  tirado a caballo.

Con el paso del tiempo, el Círculo fue creciendo de manera progresiva hasta contar con la sede actual, Albertini 340,  y una cantidad de socios que ya superan holgadamente los 700 y que se va acrecentando día tras día. En 1936, la institución adquiere un panteón social en el cementerio local, que en la actualidad se ha ampliado considerablemente, incorporándose en el año 1997, 92 nichos tendientes a dotarlo de mayor amplitud. Además, a lo largo de su existencia se han prestado importantes servicios médicos y de farmacia a sus asociados. Por otro lado, en 1970, mientras se desempeñara como presidente el Sr. Francisco Antonio Santos Coccaro, y como figura en su memoria de aquel año, “El Círculo realiza un positivo aporte para que una de las formas de difusión de la doctrina de la Iglesia, el periódico parroquial, adquiera las dimensiones e importancia que el presente reclama”. A todas las iniciativas tomadas en aquel momento contestó, en octubre de 1965, el entonces presidente de de la FCCO, Félix B. Marino, dirigiéndole a Coccaro una felicitación por "la variedad y significación de las obras que tiene en marcha, tales como cursos prácticos para mujeres, beneficios económicos, becas a estudiantes secundarios y consultorio jurídico gratuito..."

Con respecto a la actividad actual, y en estrecha colaboración con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), se han llevado a cabo cursos de hilados y calzados en las instalaciones de la sociedad rural y escuela de capacitación profesional de Lobos. En cuanto a los cursos de hilados, se abarcan los temas relativos a la calidad de la lana, sus distintos tipos, el uso de la rueca, teñido vegetal, tipos de fibras, etc. Con respecto al calzado se enfatiza el tema del corte, pegado, armado y preparación para su venta. De esta manera, se apunta a dotar a sus alumnos de herramientas que les permitan una rápida salida laboral. Otras de las tareas que se desarrollan anualmente son las exposiciones en la Sociedad española de Lobos, que cuenta con un local preparado especialmente para este tipo de eventos. Entre ellas se ha destacado la de Imágenes Marianas en América Latina, que incluyó ilustraciones de Nuestra Señora de Guadalupe de México y una notable colección que abarca Perú, Bolivia, Paraguay, Brasil, Chile, y por supuesto, nuestro país. Esta exposición también se realizó en Trelew, organizada por el Círculo de aquella ciudad. Actualmente se está preparando una exhibición sobre los Templos de la Fé, que podrá verse cuando sean levantadas las restricciones que, como es de conocimiento público, se han impuesto como una medida de prevención para la Gripe A H1N1. Y para el período comprendido entre octubre y diciembre, se planea agregar una exposición más con distintas imágenes de Cristo.
En la sede se dictan cursos de telar, crochet, hilado a dos agujas, todos ellos a cargo de la profesora Claudia Ojeda, quien se desempeñara como jurado en la etapa local de los torneos Buenos Aires la provincia, organizados por la Dirección de Cultura.
Distintos emprendimientos han puesto de manifiesto el compromiso que asume esta sede en relación a la razón de ser de la FCCO, que tiene como objetivo final el bien común. Una de las oportunidades en que esto pudo verse reflejado fue durante las inundaciones que sufriera la provincia de Corrientes, en la que gracias al aporte que realizó el Círculo fueron enviados bomberos voluntarios a la ciudad de Goya para que prestaran ayuda. En otra ocasión, estuvieron presentes en el envío de agua al Chaco, durante una de las tantas situaciones difíciles que le tocó vivir.
Con respecto al calendario anual, el Círculo colabora todos los años con la Capilla San Cayetano, encargada de preparar esta celebración que incluye misa, procesión, bendición de herramientas de trabajo, festival de canto y danza, etc.
Por supuesto, esta sede que siempre tiene muy presente sus orígenes, se unió en la oración para el aniversario de la muerte del fundador de la Federación, el Padre Federico Grote así como del suyo particular, el Pbro. Enrique Ferroni, a partir de la celebración de la misa vespertina que realizan en su templo parroquial.

El Círculo de Lobos y el Sanatorio San José

En las distintas memorias anuales de este Círculo, se manifiesta reiteradamente la conformidad de los afiliados en relación a los servicios prestados por el Sanatorio San José; en la de 1962 se expresaba ”La excelente atención médico asistencial que brinda el Sanatorio San José es permanente motivo de ingreso para nuevos socios que acrecientan continuamente el número de inscriptos en nuestros registros sociales..”; y en la de 1957 “Han sido varios los señores asociados que se asistieron últimamente en el San José, y es digno de destacar que todos ellos han expresado su viva complacencia por este servicio de nuestra sociedad, por lo verdaderamente conciente de su atención y lo esmerada de la misma. Hacemos votos para que se conozcan cada día más las bondades y beneficios que brinda este Sanatorio”.